martes, 22 de mayo de 2012

El poder del significado

Casi en forma repentina caí en la cuenta del enorme poder que tenemos al nombrar las cosas. Designarlas es una resultante social, sin duda. Y como parte de esa sociedad nosotros cargamos de significado a lo más diverso. Cuelga de mi cuello una cadenita, uno de sus eslabones es una paloma (la miré recién, hasta ahora pensaba que era un delfín). La medalla tiene una rosa de un lado y una extraña estrella del otro. También una perlita y una piedra trabajada como diamante, cuelgan de la cadena. Recibí todo esto dentro de una de tantas bolsas que mi adorada sobrina nos regaló, con cosas que ya no usa.
Abrirlas es un festín familiar: "...Uuuy, esto me lo quedo yo", "esto te va a quedar a vos", "mirá estas pantuflas, están buenísimas...", y así cada uno va tomando objetos, sin duda cargados, llenos de significado. De ahí, queda otra bolsa con lo que no y se la regalamos a alguien.
El caso es que desde entonces no sabía el significado de los dijes que cuelgan de la cadena. No tuve oportunidad de consultar. El chispazo de hoy, valga lo obvio, fue cuestionarme por qué no darle yo un significado propio. Alguien mencionó ayer a la Rosa Mística cuando vio la medalla. Más allá del significado social, yo personalmente voy a bautizar al revés a estos objetos. En el bautismo, más allá de llo sacramental, se la dun nombre a alguien, se decide la palabra que designará a un sujeto y vaya que ya traer un montón de significado, sentidos, ilusiones, expectativas.
Ahora, estas cosas ya tienen nombre: medallita, perla, dije, etc. Les voy a dar yo el significado que deseo, a esa voz del bautismol, yo le daré un significado. Algo similar a los ritos, sin saber a veces muy bien por qué, se repiten, perpetúan a través del tiempo, y eso los va cargando de un sentido particular.
¿Somos concientes de que podemos gestarlos? Alguien dijo de inventar el mundo cada vez. Podemos cada día iniciar algo y enriquecerlo día a día, alguno concluirá en rito, costumbre y hasta en tradición. Sólo es cuestión de inventar, pensar en un hito iniciático o de iniciación.

2 comentarios:

  1. A beautiful post!

    I wish you all the best from Romania!

    ResponderEliminar
  2. Thank you very much Claudia!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar