viernes, 22 de julio de 2016

Otra vez el DOLOR

Tengo una herida tan profunda en el corazón…. palpita de dolor mi alma. Sentimientos conocidos que parecen resurgir frente a ciertos estímulos que nadie quiere volver a tener. ¿Cómo será el dolor desgarrador? ¿Cada vez que aparece, como en un juego de espejos, despierta aquellos otros motivos que en la historia personal despertaron esta escisión?
No es angustia, y vuelve el detalle por etiquetar cada sensación para poder entender lo inentendible, asir lo inabordable. Es dolor, puro y claro, lacerante y perpetuo. Sí, no termina porque cada vez que ocurre una desgracia despierta como un viejo monstruo que va tomando todo de nosotros. Levantarse de la cama a la mañana es una tarea ciclópea porque la vida pesa. Sí, pesa mucho andar con este descarnado encima.
Otra vez intentar comprender o saber cómo hacer para convivir con esto…. ¡Basta! Y entonces la Razón hace entender que hay otros con más padecimientos, que aún sonríen. Sin duda el propio no aminora, pero hace que una fuerza desconocida haga de resorte para seguir y seguir…
¿Duele más el dolor ajeno que el propio?
Sí, acompañar el padecimiento de la generación que nos precede es… Terrible. Los años vividos nos posicionan más fuertes ¿sólidos? frente a la adversidad. Y surge la sin razón de preguntas del ¿por qué a él? Si en sus cortos 27 ya sufrió la pérdida de su amada madre, en un calvario que habrá percibido como eterno. Vuelve… Otra vez un cerebro Amado dañado…., otra vez la recuperación… otra vez la expectativa por un futuro más que incierto…. Otra vez.
¿Por qué? Sin duda el tiempo dará pistas de alguna respuesta, pero Hoy… cómo duele, lacera, parte, sangra y duele. Cómo duele hoy.

Pipe te AMO

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada