miércoles, 30 de septiembre de 2009

Ley de medios

Tema que está en el tapete y me animo a dar mi opinión (para qué sino un blog ¿no?). Considero elemental el nombre del proyecto, "Ley de servicio de comunicación audiovisual". Pensar a esta disciplina como un servicio público es fundamental, y esto excede al proyecto de ley. El espacio por donde circulan las ondas que transmiten datos (sea por aire, cable, antena, etc) es público y nadie puede comprarlo. El Estado "concede" por determinado tiempo una licencia para que X persona o empresa (caracterización que la ley se ocpua de especificar) lo utilice. Usufructuralo no es materia menor, no es un taller en el fondo de un terreno que afecta solamente a quienes ahí se acercan.
Los medios masivos de comunicación han modificado el concepto de comunicación que se tenía antes de su existencia. Son tan aluciantes como complejos de analizar, y administrarlos es, cuanto menos, complicado. La función del Estado es controlar ese espacio en nombre de TODA la comunidad. Desde este punto de vista, el tema del fútbol es más que claro. Es bárbaro que la gente gane plata, me alegra mucho. El caso es cuando esto ocurre y existen costos, para que unos pocos ganen fortunas, la mayoria se quedó sin fútbol en televisión. Pienso que esta es la base del planteo. Sin duda que se dió con gran desprolijidad, rompiendo un contrato pre establecido. Si uno percibe un mal uso del poder (en este caso delegando a comerciantes la transmisión del fútbol, que utiliza un espacio del estado sin benefció para la comunidad), ¿debe mirar hacia el costado hasta que se termine el contrato?
El estado no es una empresa, el gran beneficio es la comunidad. Puede ser a través de ganancias económicas o no, como es el caso de la comunicación. Esta ley habla del acceso a la cultura, y en la medida que sea menos restringido, más enriquecidos estaremos como comunidad. Algunas cosas se pagan como la televisón por cable, pero no todo tiene que ser en cuotas. En muchos casos los beneficios son mayores que los económicos, construir una audiencia formada, crítica, independiente que elige una programación de calidad, es un sueño que no me resisto a dejar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada