miércoles, 18 de noviembre de 2015

Dos pequeñas, DOS.


Descubrí una maravilla en un árbol. En la última tormenta se quebró una gran rama y quedó apoyada en el piso. Recordaba haber visto un nido en otra oportunidad, buscando lo encontré con pajaritos recién nacidos. Es bastante impresionante verlos, parecen fetos, rosados y con apenas una pelucita diseminada. Incluso temí por su vida, pero algún movimiento había. Desde entonces me acerco a ver la evolución, pero con mucha cautela. Encontré a mamá zorzal un día, oronda sentada sobre su obra para el nacimiento. En cuanto me divisó voló y por eso intento desarrollar la cautela para no alterar ni intervenir en la Santa Madre Naturaleza.
Descubrí que anda más cerca del nido al atardecer y temprano a la mañana, momentos en los que miro de lejos. Incluso ya estoy reconociendo a ese maternal zorzal de lejos y noto que ronda el nido ¿acercando comida? Aún no me acerqué hoy, llovió bastante y estuve poco, ya oscureció. Mañana haré la visita para contar de tan bella evolución, desde que lo descubrí, el pelaje se empezó a expandir suavemente por esas minúsculas aves en formación.

Otra
Pensaba plantar un jazmín cerca de la ventana de donde me visto cada día para iniciarlo con ese poético perfume. La tierra y zona mutó por el baño, me llegará el aroma cuando me bañe, porque la ventana está dentro de la ducha (motivación para bañarme más seguido...). El caso es que cada vez que el agua cae sobre mi cabeza avisoro por la ventana esta otra evolución y los pimpollos no dejan de sorprenderme. Casi que los tengo contados y espero con ansias la coronación en flor.
Sí, quizá sean cuestione menores, sólo con pensar cuántas veces se repiten estos proceso, en cuántos lugares y hace tanto... Sin embargo cada vez que vuela un pájaro del nido o se abre un jazmín, es la primera vez.
Que lindo poder encarar así nuestros días, como una gran oportunidad, un nuevo inicio. Y así cada minuto, segundo y proyecto que pensemos abordar.
A navegar señores, que el mar nunca es el mismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada