lunes, 9 de noviembre de 2009

Diciembre florido

Comparto algo que publiqué el año pasado en Igooh, sitio que recomiendo. Hoy me llegó una respuesta en inglés de una tal Juliet a quien invité a conocer diarialavida. Salió el 16 de diciembre. Este año corroboraré si las flores siguen tan lindas como el año pasado, ahí va:

Las santa Ritas que encandilan en fucsia, los laureles que bailan entre el blanco y el rosa claro e intenso, los ceibos que dibujan figuras irrepetibles con sus copas, los jazmines que embriagan con su perfume que casi igualan a las madreselvas… Y podríamos seguir varias líneas más. Por respeto a los que no ponen tanta atención a la enorme paleta cromática que ofrece Pilar, suspendo la enumeración.

Pero casi que esto se los dedico a ellos, a los que no se detienen a observar cómo un pájaro junta una pajita para armar el nido, los que no interrumpen un pensamiento por un aroma que se cruza. Es tan lindo dejarse llevar por la enorme oferta natural, y en Pilar, ¡por suerte la tenemos!

Dando las últimas clases del año, con un resto que se resiste en aparecer, recibo un manchón rojo por la ventana. Dejo un poco la teoría y me atrevo a observar: es la copa radiante de flores nacionales que regala el ceibo de la Plaza 12 de octubre. Una mañana muy temprano, veo a una mujer que desvía su camino de la vereda para acercarse a un laurel rosa (justo al lado de ese ceibo) y aspirar el aroma. ¡Cuánta sabiduría! Se llevó puesta esa alquimia perfecta que produce el rocío mañanero. Sabe usar su nariz.

Alguien que sabe dijo que este año ha sido único para los laureles blancos y rosas: mis cuarenta primaveras lo confirman, nunca vi a estas especies tan llenas de flores, un espectáculo a la vista de quien lo quiera apreciar.

También dedico estas líneas a una vieja amiga, joven por cierto, que vive en Grecia. Este año tuvimos la dicha de un reencuentro cibernético, uno de los enormes beneficios del desarrollo tecnológico, lo agradecemos, ¡ella y yo! Tardó en responder uno de mis correos electrónicos (no electronic mail, e-mail) y lo hizo desde Japón. Comparto su apreciación del lugar, pues me parece muy reveladora. “Con respecto a China, no sé, es una cultura tan diferente…, aquí es otra historia, me cuesta entenderla, es tanta la gente que hay en China que aunque uno lo sepa… es difícil de explicar la sensación cuando uno esta allá. Nada tiene de un país comunista/socialista, el capitalismo y la modernidad se desarrolla a pasos acelerados. Hay bastante diferencia social y un modo de vida cada vez mas parecido al occidental. Solo en las pequeñas ciudades que para nosotros son enormes, se conservan mas las costumbres. Me impresionó Hong Kong, nada que ver con el resto de China, se nota que estuvieron hasta hace muy poco como colonia inglesa”.

Bueno, comparto una intimidad de mis correos personales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada