lunes, 16 de noviembre de 2009

Vínculos rotos

¿Qué pasa cuando se rompe un vínculo? ¿Qué es un vínculo? La segunda: un vínculo es un lazo, básicamente de amor, entre dos personas. Es cierto, hay muchos en los que priman otros interses, pero pienso que cuando hablamos de personas, siempre hay que buscar algún tipo de gesto amoroso, algo "humano" que particularice esa relación. Los policías nos parecen todos iguales, máxime con el uso del uniforme. Ante la opción de tratar a todos igual, opto por individualizar el trato y no culpar al siguiente por algún problema con el anterior, dar siempre la oportunidad de revertir malas prácticas y considerar a cada presona como un ser único e irrepetible. Invito a que hagan la prueba, y verán cómo cambia este "vínculo" circunstancial. Espero haberlo definido: relación entre dos personas.
Ahora, cuando se rompe, ¿qué pasa? A veces se puede remendar y probablemente siga con un nivel de profundidad mayor pues ambas partes tienen interés en preservarlo. Ahí radica la naturaleza, en la voluntad que cada una de las partes tenga por esa relación. Más de una vez (ando indagando por qué, y ya se está revirtiendo por suerte)me ha tocado estar del lado que pone mucho para sostener. Pero por más voluntad que se tenga, entre personas tiene que existir equilibrio. Considero nocivo bancar más de un rechazo, hay que saber leer los gestos, actitudes y prácticas. Cuando no se es bienvenido a un lugar, sugiero no volver..., ¿para qué? ¿Repetir frustraciones? Pasa, que a veces nos cuesta aceptar estos desaires y uno (digo yo) los minimiza para seguir apostando: ¡ ¡ ¡ B A S T A ! ! ! Cuando no da, no da.
Así como los artistas tienen que saber retirarse a tiempo, en la cresta y no en el crepúsculo de la carrera, en los vínculos hay que saber aceptar a tiempo, digo yo. Sino, uno se termina dando cuenta tarde y eso duele mucho más que aceptarlo en su debido momento.
Ahí está entonces la respuesta, se recompone un vínculo cuando ambas partes están dispuestas a hacerlo y tienen puesto en esa relación la misma energía.
Digo yo, otra vez...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada