viernes, 2 de octubre de 2009

Distancias y cercanías

Qué marca la distancia, cuánto es el recorrido a seguir para considerar algo cercano. Es muy relativo, básicamente depende del objeto en cuestión, puede ser un recuerdo, una persona, deseo, y también pensamientos, criterios de vida y estéticos. Es el caso de grandes músicos, al escuchar la música uno se transporta. No necesariamente a la ciudad y época del compositor, es más profunda la conexión. Si se.
tiene algo de la visión del mundo en común, se comparte el cristal con el que nos asosmamos a la ventana de la vida.
Sin saber de música clásica,literatura o pintura, puedo verme proyectada en pedazos de Beethoven, fragmentos de Neruda o pinceladas de Dalí. Es cuestión de dejarse atrapar por la imponente obra, sumergirse en sus notas, musicalidad y color. El paso siguiente es la conexión,una vez que sintonizamos con la obra, pasamos a "compartir", a imaginarnos qué habrán pensado/sentido los creadores. Conectamos con ellos a través de la obra, eso que produjeron, hace más de un siglo quizá, lo tenemos al alcance de la mano. Así no nos sentimos tan solos, sabemos que hubo algún desconocido que se tomó el trabajo de describir el viento tan bien como Don Pablo Neruda, que nos emocionas. Alguien que pone en palabras sensaciones, algo que sentimos a raíz de recibir viento en la cara. La palabras de Don Pablo, nos transortan a esa sensación en el rostro y hasta crean nuevos encuentros a partir de mágicas palabras.
La comunicación va mas allá de de las palabras, de la proximidad física, se accede al otro a través de su obra, que no es más que la concreta exprersión del ser. Comunicación es encuentro, puede ser de cuerpos, obras o símbolos. Quizá no nos comunicamos con quien vemos asiduamente y sin embargo vivimos próximos a esos genios que captaron la vibración de los latidos frente a un estímulo maravilloso, que nosotros también recibimos. Pero doble, el estímulo orginal y la producción artística.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada