jueves, 7 de enero de 2010

Los Reyes Magos, la Biblia.

En la biblia se los menciona solamente en el segundo capítulo del envangelio de Mateo. "Cuando hubo nacido Jesús en Betlehem de Judea, en tiempo del rey Herodes, unos magos de Oriente llegaron a Jerusalén, y preguntaron: "¿Dónde está el rey de los judíos que ha nacido? Porque hemos visto su estrella en el Oriente y venimos a adorarlo". Oyendo esto, el rey Herodes se turbó y con él toda Jerusalén. Y convocando a todos los principales sacerdotes y a los escribas del pueblo, se informó de ellos dónde debía nacer el Cristo. Ellos le dijeron: "En Betlehem de Judea, porque así está escrito por el profeta: "Y tu Betlehem país de Judá, no eres de ninguna manera la menor entre las pricipales (ciudades) de Judá, porque de ti saldrá el caudillo que apacentará a Israel mi pueblo". Entonces Herodes llamó en secreto a los magos y se informó exactamente de ellos acerca del tiempo en que la estrella había aparecido. Después los envió a Betlehem diciéndoles: "Id y buscad cuidadosamente al niño; y cuando lo hayáis encontrado, hacédmelo saber, para que vaya yo también a adorarlo". Con estas palabras del rey, se pusieron en marcha, y he aquí que la estrella, que habían visto en el Oriente, iba delante de ellos, hasta que llegando se detuvo encima del lugar donde estaba el niño. Al ver de nuevo la estrella experimentaron un gozo muy grande. Entraron en la casa y vieron al niño con María su madre. Entonces, prosternándose lo adoraron; luego abrieron sus tesoros y le ofrecieron sus dones: oro incienso y mirra. Y , avisados en sueños que no volvieran a Herodes, regresaron a su país por otro camino."
** Mago es el nombre que entre los persas y caldeos se daba a los hombres doctos que cultivaban las ciencias, especialmente la astronomía.
** El rey recién nacido es a los ojos de los magos un rey universal, tal como lo daban a conocer los divinos oráculos de la Biblia que se habían ido esparciendo por el mundo de entonces. Pero no se trata para ellos de un rey como los demás, obseva Fillion, "sino del rey ideal, desde tiempo atrás anunciado y prometidos por Dios, que había de salvar a su pueblo y a toda la humanidad".

** Betlehem o Belén, ciudad situada a 8 kms. al sur de Jerusalén. Una magnífica Basílica recuerda el nacimiento del Salvador. En la gruta, debajo, arden constantemente 32 lámparas; y una estrella señala el lugar donde nació nuestro Redentor.
** Los dones de los magos son muy significativos: el oro simboliza la realeza; el incienso, la divinidad; la mirra, la humanidad. Se trata, pues de una pública confesión de la divinidad del Hijo del hombre y de la realeza que había sido anunciada por el ángel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada